Aprende a conocer tu cuerpo, sin temores.
¿Cuales son los factores determinantes del comportamiento sexual femenino?
La sexualidad femenina es un campo sumamente amplio, en él convergen fenómenos biológicos, psicológicos, culturales, que en su conjunto determinan el comportamiento sexual de la mujer.

¿Que fenómenos biológicos son necesarios para que se produzca una respuesta sexual correcta?

Para posibilitar la realización de una respuesta sexual correcta debe existir el sustrato anatómico, el sustrato endocrino y el sustrato fisiológico, por lo tanto es necesario la presencia de órganos genitales íntegros desde el punto de vista anatómico, es necesario también una normalidad hormonal, aunque en la mujer la influencia de las hormonas es moderada, la testosterona (es decir el componente de hormonas masculinas presentes en pequeñas cantidades en la mujer) puede condicionar la libido, es decir, el deseo femenino, mientras tantos los estrógenos como la progesterona no tienen una influencia muy grande.

Recientemente se ha puesto de manifiesto el papel negativo de la prolactina, su efecto puede producir una disminución del deseo o de la respuesta sexual que está en correspondencia con el incremento de producción de prolactina, como puede pasar algunas veces en el periodo posterior al parto, sobre todo en las mujeres que crían.

¿Que reacciones fisiológicas se producen en la mujer cuando responde a un estimulo sexual eficaz?

Para contestar a esta pregunta deberemos volver a citar los trabajos de dos investigadores americanos Master y Jhonson, que después de haber estudiado en el laboratorio miles de respuestas sexuales de mujeres que se habían ofrecido voluntariamente a estos experimentos, han representado la respuesta sexual en cuatro tiempos, curva que es semejante, pero solo en parte a la del hombre.

¿En que consiste esta curva?

Es una curva que tiende a representar una simplificación del tiempo de comportamiento más frecuente, que ha sido observado durante las reacciones sexuales femeninas.

Esta curva implica una fase de excitación durante la cual intervienen los mecanismos sexuales preliminares, es decir el deseo a nivel psíquico y los fenómenos físicos, como la lubricación de la vagina, después se produce una segunda fase que se llama "Plateau" en la cual a nivel extra-genital se producen la acentuación del latido cardiaco, de la respiración y de la sudoración, hay también una respuesta a nivel dérmico, con eritema, p.e., en la zona genital y aumento progresivo de la lubricación, en algunas mujeres hay cierta turgencia del tercio exterior de la vagina, esta tensión se intensifica hasta alcanzar un nivel límite para pasar en la tercera fase de la curva a una respuesta orgásmica muy semejante a la del hombre y que consiste en contracciones tónicas y rítmicas tanto a nivel cutáneo como a nivel de musculatura perineal, esta secuencia están vividas por algunas mujeres más a nivel de clítoris y en otras más a nivel vaginal, en ambos niveles se produce una sensación llamada orgasmo, el cuarto tiempo, el tiempo de resolución, es aquel en el que se produce la perdida de tensión y la mujer vuelve a una fase de no estimulación.
¿Cómo y cuando se produce el paso de la fase de "Plateau" a la fase orgásmica?
El paso de nivel de situación llamado "Plateau", a nivel de orgasmo debe producirse rápidamente, despacio o puede no producirse, el "Plateau" es una especie de plataforma para el orgasmo, pero si por ejemplo el compañero interrumpe la relación demasiado deprisa o si la mujer tiene miedo de dejarse ir por completo, podrá suceder que, a pesar de que se haya producido una gran excitación el orgasmo no se alcance.

¿Cual es la diferencia principal entre la curva de la respuesta sexual femenina y la masculina?

La diferencia principal la encontramos en la cuarta fase, es decir en la resolución, en el hombre y esta fase es muy rápida y se hace cada vez más rápida con la edad, después de esta fase empieza el periodo llamado periodo refractario que varía en su duración de algunos minutos a algunas horas (con una gran variabilidad individual, aumentando también con la edad), durante el cual, cualquiera que sea el estimulo que el hombre reciba no puede volver a iniciar una relación sexual, en cambio en la mujer la resolución es mucho más lenta y si recibe un estimulo adecuado puede volver a la fase de "Plateau" y de aquí a un estado de ánimo favorable y con una total aportación de su propio cuerpo puede volver a arrancar hacia otra respuesta orgásmica.

Fase de excitación, reacciones extra-genitales

Mamas
Erección de los pezones con acentuada evidencia y extensión de la estructura venosas, aumento del tamaño de la mama e ingurgitación de las areolas.
Enrojecimiento cutáneo
Aparición de exantome maculo papuloso hacia el final de las fases, primero sobre el epigastrio y luego con rápida extensión sobre las mamas.
Tono muscular Tensión de los músculos voluntarios, algún signo de actividad de los músculos involuntarios, dilatación de la pared vaginal, tensión de la musculatura abdominal e intercostal.
Recto No se ha observado ninguna reacción.
Hiperventilación
No se ha observado ninguna reacción.

Taquicardia
La frecuencia cardiaca aumenta paralelamente a la tensión e independientemente de la técnica de estimulación.

Tensión arterial
El aumento se produce paralelamente al aumento de la tensión e independientemente de la técnica de estimulación.

Sudoración
No se a observado ninguna reacción.

Fase de "Plateau"

Mamas
Turgencia de los pezones, ulterior aumento de tamaño de la mama y acusada congestión areolar.

Enrojecimiento cutáneo
Enrojecimiento difuso, puede abarcar a todo el cuerpo hacia el final de la fase.

Tono muscular Aumento ulterior de la tensión de los músculos voluntarios e involuntarios, contracciones semiespásticas de la musculatura facial, abdominal e intercostal.
Recto
Contracción voluntaria del esfínter rectal como técnica de estimulación.

Hiperventilación
Aparición de reacción hacia el final de la fase.
Taquicardia Frecuencia media registrada de 100 a 175 latidos por minuto.

Tensión arterial
Incremento de la tensión sistólica de 20 a 60 mm-hg, diastólica de 20 a 40 mm-hg.

Sudoración
No se ha observado ninguna reacción.

Fase de orgasmo

Mamas No se observa ningún cambio.

Enrojecimiento cutáneo
El grado del enrojecimiento es igual a la intensidad del orgasmo.

Tono muscular
Perdida de control de los músculos voluntarios, contracciones de los músculos involuntarios y espasmos de grupos musculares.

Recto Contracciones involuntarias del esfínter del recto que se producen simultáneamente con las contracciones de la plataforma orgásmica.
Hiperventilación Frecuencia ventilatoria de 40 por mm, intensidad y profundidad indicativa del grado de tensión sexual.
Taquicardia
Frecuencia registrada que va de 110 a 180 latidos por minuto, una frecuencia más alta refleja una variación mayor en la intensidad del orgasmo para la mujer más que para el hombre

Tensión arterial
Aumento de la tensión sistólica de 30 a 80 mm-hg, diastólica de 20-40 mm-hg.

Sudoración
No se a observado ninguna reacción.

Fase de resolución

Mamas
Rápido descenso de la ingurgitación de las areolas, involución de la erección de los pezones, reducción más lenta del volumen de la mama y retorno a la normal estructura venosa.

¿Hay límites fisiológicos de respuestas orgásmicas sucesivas?

No, no hay limites fisiológicos, el único limite es el agote físico y Master y Jhonson han descrito mujeres que han tenido 30, 40 y 50 orgasmos en sucesión mientras que para el hombre, en el cual con el orgasmo se produce el fenómeno de la eyaculación esto no es posible.

¿Podemos decir entonces que la respuesta sexual de la mujer es en definitiva superior a la del hombre?

Si, la respuesta sexual de la mujer es decididamente superior a la del hombre aunque durante muchos siglos se había considerado al hombre como superior porque se tenía en cuenta criterios anatómicos, es decir el hombre tiene más visible su aparato genital con respecto a la mujer y como consecuencia es más visible la erección y la eyaculación, mientras la sexualidad femenina era considerada al no ser visible, como ausente, es más en algunas culturas, p.e., en las árabes la sexualidad se concentra en definitiva en la procreación, el placer femenino no debe existir, no debe manifestarse y el orgasmo si lo hay debe ser ocultado.

Se ha hablado antes de un orgasmo clitoriano y de un orgasmo vaginal, estos distintos tipos de orgasmos representan fenómenos separados, es posible que la respuesta esté en dos niveles, si respondemos observando el fenómeno desde el punto de vista fisiológico, tenemos que volver a hacer referencia al trabajo de Master y Jhonson que han demostrado que el orgasmo siempre tiene un punto de arranque clitoroideo, en efecto, mediante el estudio histológico al microscopio han visto que las terminaciones nerviosas, primeras responsables del orgasmo, son muy numerosas a nivel clitoroideo en los pequeños labios y posiblemente también en el vestíbulo vaginal, pero todo el segundo y tercer tercio de la vagina son totalmente insensibles, por tanto el arranque nervioso siempre es de tipo clitoroideo y a partir de ahí hay una especie de difusión del orgasmo, igualmente a nivel cutáneo y en este caso seguimos estando en nivel clitoroideo o bien a nivel de los planos musculares perineales con una irradiación hacia abajo que se traduce en lo que se llama orgasmo vaginal y que puede llegar incluso a interesar al útero desde el punto de vista fisiológico, se puede concluir por tanto, que el orgasmo clitoroideo y vaginal no representan dos fenómenos separados.

¿Hay muchas mujeres que viven ambas fases orgásmicas?

Como ya hemos dicho, la respuestas orgásmica arranca del clítoris que puede ser estimulado tanto directa como indirectamente, directamente con una estimulación local, por las caricias, por el petting, por la masturbación o también por la relación sexual que en algunas posturas se hace un contacto y un roce directo con el clítoris, también puede darse de forma indirecta, mediante el movimiento de penetración, que a la vez provoca una tracción en los labios mayores y por tanto un estimulo del clítoris (se sabe que en las mujeres somalíes del noroeste de África que sufren la mutilación ritual del clítoris, el placer sexual disminuye muchísimo), de aquí la difusión del orgasmo a nivel vaginal y uterino, lo cual hace suponer que en la mujer existe una mayor facilidad para la respuesta sexual externa que para la interna, una relación sobre las mujeres americanas publicada en el informe HITE de 1997, se afirmaba que el 90 % de ellas llegaban al orgasmo clitoroideo, pero solo el 30% conseguía el orgasmo vaginal durante el coito.

¿Cual es el comportamiento de los animales en este campo?

No hay orgasmo animal femenino salvo tal vez en algunas especies de monos superiores, se trata de una característica típicamente humana, en el animal hembra existe el estímulo y el deseo sexual pero no existe el orgasmo, es solamente específico de la naturaleza humana femenina y posiblemente haya nacido de la necesidad de que el acto sexual sea capaz de darle placer, pero el orgasmo no esta ligado a las leyes de la procreación.

¿La ciencia no había tomado cartas en el asunto del orgasmo femenino?

Siempre existió una jerarquía de valores de tipo moral opuesto a la científica, que atribuyendo a la mujer como única función la de la procreación, tendía a minusvalorar el orgasmo clitoridiano, sólo el orgasmo vaginal que servía para tener hijos era "bueno" y era "justo", el otro era enfocado como un vicio, incluso en el psicoanálisis y en los estudios de Freud en su primer periodo se consideró el autoerotismo y al orgasmo clitoroideo como a un orgasmo de calidad inferior, Marie Bonaparte escribió un libro sobre la sexualidad femenina que hoy está totalmente rechazado, en el se hablaba de la sexualidad clitoroidea como de una sexualidad rudimentaria, infantil e inmadura, por otra parte la ciencia médica no había realizado todavía aquellos estudios histológicos que, más tarde llegarían a explicar la mayor facilidad de la mujer para el orgasmo clitoridiano, ciertamente hubiera bastado preguntar a las mujeres como vivían su propia sexualidad en lugar de colgarles etiquetas en base a un modelo establecido jerárquico que veía precisamente en el orgasmo vaginal (que era el orgasmo procreativo), el orgasmo justo, natural y legítimo de una sociedad con total dominio masculino.

¿El útero participa en el orgasmo?

Algunas veces las cultura antiguas le había dado al útero una posición de centro en la sexualidad, las mujeres excesivamente atractivas eran llamadas histéricas" (de votepol=histera - útero), únicamente en investigaciones muy recientes se ha podido investigar que cuando la relación sexual se produce en una situación de gran relajación y de gran confianza y en la mujer hay una disponibilidad total para aceptar las sensaciones de su propio cuerpo, el orgasmo puede llegar al útero, es decir que pueden darse contracciones uterinas simultáneamente al orgasmo vaginal.

¿La posibilidad de contracciones uterinas es importante desde el punto de vista clínico?

Sí, por dos o tres razones, en primer lugar podemos explicarnos algunas formas de dolor del bajo vientre después del coito que se atribuyen a la persistencia de una tensión muscular del tipo uterino, en segundo lugar un factor clínico (según Ciril Fox, un profesor ingles que ha llevado a cabo investigaciones en este campo) está representado por la presión negativa que se crea en el útero por esta tensión orgásmica, presión que puede favorecer la fecundación porque se crea un mecanismo de aspiración sobre los espermatozoides además del mecanismo químico que sigue siendo el mecanismo principal, en último lugar hay que subrayar el efecto negativo de dichas contracciones en la mujer embarazada, la posibilidad de tener un orgasmo uterino es la única autentica contraindicación de las relaciones sexuales completas durante el embarazo, sobre todo hacia la duodécima semana ya que no es la penetración sino la contracción orgásmica a nivel uterino la que puede provocar en mujeres predispuestas una anoxia, es decir una isquemia del embrión y por lo tanto un riesgo de aborto.

¿En que edad de la vida esta presente la respuesta sexual femenina?

En todas las edades, ya se sabía que un bebe varón puede mantener una erección refleja en los primeros días de vida, pero por razones de pudor nunca se había estudiado el comportamiento de la niña, ahora sabemos que ya hacia el tercer o cuarto día, existe el efecto de la lubricación vaginal que puede producirse por algunas sensaciones de bienestar especificas, la sexualidad infantil femenina sufre después todas las evoluciones que son también propias del niño, una fase de estimulo mayor hacia los 3 y 5 años, y después una sucesiva fase de latencia, en la cual hay una sexualidad más silenciosa y luego un retorno en la edad de la pubertad y de la adolescencia, Helen Kaplan sostiene que el punto de máxima capacidad sexual en la mujer se sitúa alrededor de los 40 años, mientras para los varones el mismo máximo se sitúa sobre los 18, una diferencia de una generación, continuando en el examen del arco de la vida de una mujer constatamos que su respuesta sexual no termina con la menopausia como antes se pensaba sino que puede incluso aumentar porque aumenta la fracción androgénica de las hormonas sexuales, que como ya habíamos dicho antes son fundamentales para la libido, tanto el deseo como la respuesta sexual tienen como único límite la posibilidad de mantener relaciones con un compañero disponible.

¿Que factores puede tener entonces un papel negativo?

Los factores negativos son aquellos factores de tipo psíquico generados por la necesidad de tomar fármacos del tipo de los somníferos, sobre todo barbitúricos o bien de la presencia de trastornos del tiroides o de grandes trastornos endocrinos, como una enfermedad de las suprarrenales o de la hipófisis o de enfermedades de tipo general como infecciones crónicas, todos estos trastornos suponen una debilitación física, estos factores psíquicos, sin embargo, en la mujer siempre son menos importantes que en hombre, por lo cual es más fácil que la respuesta sexual siga siendo válida.

Cuadro

Enrojecimiento cutáneo
Desaparición rápida del enrojecimiento

Tono muscular
La hipertonía muscular raramente dura más de 5 minutos,en esta fase, pero no desaparece tan rápidamente así como muchas manifestaciones de la vaso-congestión.

Recto
No se ha observado cambios.

Hiperventilación
Resulta al comienzo de la fase.

Taquicardia
Retorno a la normalidad.

Tensión arterial
Retorno a la normalidad.

Sudoración
Aparición de una sudoración difusa no relacionada con el grado de actividad física.

( fuente de información http://www.thaisyjosef.com)